Evaluación de Impacto Ambiental

La evaluación del impacto ambiental, es un instrumento para evaluar los impactos ambientales negativos, que generarán el establecimiento de distintas obras y actividades en diversos escenarios y proponer medidas preventivas, de mitigación y correctivas para mantener el equilibrio de los ecosistemas.

La evaluación del impacto ambiental, es un instrumento para evaluar los impactos ambientales negativos, que generarán el establecimiento de distintas obras y actividades en diversos escenarios y proponer medidas preventivas, de mitigación y correctivas para mantener el equilibrio de los ecosistemas.

Considerar la relación de interdependencia entre los elementos que conforman el ambiente que hace posible la existencia, transformación y desarrollo del hombre y demás seres vivos, el beneficio social y la factibilidad económica en busca de la sostenibilidad, es el objetivo de la evaluación del impacto ambiental.

En México, la evaluación del impacto ambiental se fundamenta en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) en el artículo 28, que a letra en su primer párrafo, dice:

ARTÍCULO 28.- La evaluación del impacto ambiental es el procedimiento a través del cual la Secretaría establece las condiciones a que se sujetará la realización de obras y actividades que puedan causar desequilibrio ecológico o rebasar los límites y condiciones establecidos en las disposiciones aplicables para proteger el ambiente y preservar y restaurar los ecosistemas, a fin de evitar o reducir al mínimo sus efectos negativos sobre el medio ambiente.”

Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente

En este artículo se numeran las obras y actividades que requieren de una autorización en materia de impacto ambiental, en fracciones I a XIII, mismas que se especifican más claramente en el Reglamento de la Ley General del Equilibrio al Ecológico y Protección al Ambiente en Materia de Evaluación del Impacto Ambiental, artículo 5o en incisos A a V.

En general, las obras y actividades que requieren evaluación de impacto ambiental para desarrollarse son:

-Obras hidráulicas;
-Vías generales de comunicación;
-Actividades para explotación de hidrocarburos;
-Industria;
-Minería;
-Instalaciones de tratamiento, confinamiento o eliminación de residuos peligrosos;
-Aprovechamientos forestales;
-Cambios de uso del suelo;
-Establecimiento de parques industriales;
-Desarrollos inmobiliarios:
-Obras y actividades en humedales, ecosistemas costeros, lagunas, ríos, lagos y esteros conectados con el mar, así como en sus litorales o zonas federales;
-Obras y actividades en áreas naturales protegidas;
-Actividades pesqueras, acuícolas o agropecuarias y
-Obras o actividades que correspondan a asuntos de competencia federal.

La evaluación de un estudio de impacto ambiental lo realiza la autoridad (en caso de la federación lo realiza SEMARNAT y la ASEA para el caso de hidrocarburos) mediante un procedimiento de tipo técnico administrativo,  hay tres opciones mediante las cuales puede presentarse dependiendo del control que se tenga sobre los impactos y la magnitud del área donde se pretende desarrollar un proyecto: 

  1. Informe Preventivo (IP) 
  2. Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Particular (MIA-P)
  3. Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Regional (MIA-R)

Las MIA’s además de contemplar la modalidad particular y regional, se presentan con riesgo o sin riesgo, ¿a qué se refiere esto? bueno, en caso de el proyecto a desarrollar comprenda actividades industriales, comerciales o de servicios, que manejan materiales peligrosos con características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas o inflamables, tomando en cuenta el volumen de manejo indicado en primer y segundo listado de actividades altamente riesgosas publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

En un segundo blog referente a la evaluación del impacto ambiental, hablaremos de cada uno de los documentos que se presentan a evaluación y los tiempos que conlleva la evaluación del impacto ambiental en México.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en google
Compartir en pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *